domingo, 30 de enero de 2011

...

Sentir que algo ocurre y no saber ni darle forma.
Es una reacción en cadena que nos ataca de uno en uno.

domingo, 16 de enero de 2011

Conversación interexaminal



Fran: y de estudiar?
Yo: te lo he dicho
me lo he dejado para junio
para qué voy a estudiar más?
Fran: no creía que fuera totalmente cierto
pues ya somo 3
Carlitos también
Yo: jajaja
ya podemos correr por el Louvre y batir el record
Fran: no podemos elegir a otro mas atletico?
nos restaria segundos je,je
Yo: por cierto dile a carlos que no hace falta ir a albacete para ver a supersubmarina vienen a TURRA en febrero
no no
la que restaria segundos soy yo
seguro que me caigo
claro, tu lo que quieres es a otra chica guapa! XD
Fran: que gauy, genial, pues vamos
bueno si a carlos le decimos que en a meta hay comida segur que corre mas
Yo: jajaj
vale
pero si me caigo
me tenéis que socorrer y llevarme a la sillita de la reina
Fran: eso esta hecho je,je
ragazza

Y Nietzsche dijo:


El destino de los hombres está hecho de momentos felices,
toda la vida los tiene, pero no de épocas felices.


Y éste fue, sin duda, uno de esos momentos:




¡Ay, Praga! Darling Praga...
la luna es una daga manchada de alquitrán




domingo, 9 de enero de 2011

Los libros viejos tienen un olor especial


Yo no sé si habréis visto nunca el mapa de la mente de una persona. Los médicos dibujan a veces mapas de otras partes de vuestro ser, lo que puede resultar algo interesante, pero les desafiaría a que tratasen de dibujar la imaginación de un niño, que no sólo es confusa, sino que no deja un momento de dar vueltas.
Hay sobre ellas líneas en zigzag como las de la tarjeta en que se anota vuestra temperatura cuando estáis enfermos, y estos zigzags son probablemente los caminos de la isla maravillosa, pues el País de Nunca-Jamás es siempre una isla con asombrosas pinceladas de colores aquí y allá, arrecifes de coral y cierto aspecto de buque de alta mar, y cuevas salvajes y solitarias, y enanillos que son sastres en su mayoría, y cavernas a través de las cuales corre un río, y príncipes con séis hermanos mayores, y una cabaña a punto de desmoronarse y una dama viejecita con la nariz ganchuda.
Sería bastante sencillo este mapa si sólo hubiera esto en él, pero es que está también el primer día de escuela, la religión, el estanque redondo, el punto de aguja, los papás, los asesinatos que los mayores leen en los periódicos, el dativo de los verbos, el día del budín de chocolate, los primeros tirantes, las castañas asadas, los tres peniques que dan los papás a los niños que se sacan ellos mimos los dientes, y otras muchas cosas por el estilo.
Todo esto, o bien forma parte de la isla o son otros mapas que aparecen a través de ella y que se confunden completamente porque, además, nada de esto está quieto.

BARRIE, J.M.: Peter Pan y Wendy. La historia del niño que no quiso crecer,
Editorial Juventud, Hospitalet (Barcelona) 1965. 224 pp.

jueves, 6 de enero de 2011

Ahora, sí, ya puedo compartirlo :)

Dieciséis
Una semilla en esta tierra desolada y un incesable tac tac de las agujas de ganchillo. Una maraña de lana con complejo de ovillo y un ratón correteando por el suelo sucio. Una larga espera de ocho meses y un escalofrío que altera el abrazo de la soledad. Una cascada viscosa, caliente y un brote de semilla en esta tierra ya no tan desolada. Una llamada apresurada y un indicio de sonrisa en medio del dolor más fiero del mundo. Una luz parpadeante tras la ventana y un calcetín sin acabar cayendo suavemente sobre el sillón.
Blanca León González 30/Diciembre/2010
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...