sábado, 26 de marzo de 2011

A los directores de cine

Si en algún tiempo futuro a alguno de ustedes se le ocurriera rodar un nuevo remake de El fantasma de la ópera (sea o no musical), por favor, aténganse a la historia original y caractericen al fantasma como tal, y no como en el último filme (donde estaba encarnado por Gerard Butler).
El fantasma de la ópera, es un personaje deforme, y no un apuesto muchacho con un la cara un poquito quemada. Tranquilos, si el público asistente es admirador de la historia de Cristine Dae y séquito de artistas, no se va asustar porque uno de los protagonistas sea feo.

Aun así, dejo en esta entrada un fragmento de la película de Butler, una adaptación al cine del musical de Webber

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...