lunes, 13 de junio de 2011

Junio

En la plaza de Sol apenas quedan ya restos del indignado 15M, los programas de Cuatro están impregnados de esa inconfundible fragancia con la que Telecinco invita a la estupidez, los estrenos de cine van perdiendo calidad a medida que aumentan las temperaturas, el nuevo cd de Extremoduro contagia más somnolencia que amor al rock, las macrofiestas poligoneras aumentan sus estancias en los alrededores de Ciudad Real, Baldosas Amarillas es sencillamente perfecta, el fenómeno Crepúsculo cautiva a los lectores más insospechados, los festivales de verano comienzan a sonar fuerte en todos los medios de comunicación, los políticos de toda clase siguen inmersos en una absurda lucha animal en la que se gana a base de arañazos incluso a los del propio bando, el dinero escasea en mi bolsillo del mismo modo que las fuerzas para enfrentarme a los extraordinarios, la felicidad aparece de repente en cosas insignificantes como un vaso de plástico con demasiado hielo y poco gran duque camuflado en una botella de cristal, el ocho de agosto está cada vez más cercano y, en definitiva, parece que, entre el calor, las dudas y la melancolía, las cosas no terminan de suceder del todo. Y, como dice el maestro, es esta la gran verdad del mundo: la vida sigue (y seguirá), como siguen las cosas que no tienen mucho sentido.




No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...