domingo, 7 de octubre de 2012

Las mañanas de domingo sin resaca

El placer de sentir en la cara la luz del sol a través de las persianas y decidir que aún vas pasar otro ratito más en la cama. Más tarde acudes a la cocina, y compruebas (no sin cierta satisfacción) que tus papás se permitieron anoche el lujo de aparcar para hoy la limpieza de los vasos de leche que tomaron mientras veían la película de turno.
Desayuno: café con leche y tostada de tomate. El hamster inútil hace ruiditos inútiles también. Los pájaros cantan afuera. Pepa Fernández dice que hoy es el tercer domingo del otoño, primero del mes de octubre. ¡Cómo me gusta su programa! Y la columna de Manuel Vicent, eso que no falte. Ya haré más tarde el autodefinido.
Mi madre me consulta sobre qué comer hoy y, tras decidirlo, buscamos en la despensa los ingredientes. Sopa y lasaña de menú; procuraré tener cuidado con la bechamel. 
Intento leer un artículo sobre economía para dummies, me doy por vencida, necesito clases particulares sobre ladrones y especulación. Algo más alegre: acaba de llegarme vía email un disco nuevo que está yendo directo a mi discografía, previo paso por el reproductor (del cono!). Gracias, Salvador Puig Antich.
Anoche no fue una gran noche. Pero hoy no hay resaca, ni jaqueca, ni ganas de vomitar, ni ganas de llorar. Ni llueve, ni hace frío. Anoche no fue una gran noche pero hoy, a pesar de Chomsky, podría ser un gran día.

Buenos días, princesos y princesas :)



No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...